Eres, España, eres Taina, eres Ochun, y Yemaya. Eres café, cana de azúcar y ron. Eres mi Habana. La que siempre espera.


    Exilio Oblicuo

    Comparte

    Re: Exilio Oblicuo

    Mensaje  Quinqué el Dom Jun 27, 2010 3:55 pm

    Otro ejemplo contundente de la intolerancia y tendencia al protagonismo allende las fronteras, es la arremetida brutal de Zoe Valdés (para algunos intelectuales Soez Valdés),contra el disidente Guillermo Fariñas.
    La sinrazón siempre viene acompañada de la ignorancia, la Asociación Médica Mundial establece desde hace décadas la conducta ético médica a seguir por los galenos ante las variantes de huelgas de hambre, realizadas ya sea en condiciones intra o extra penales. En dos artículos de su declaración al respecto considera lícito la realización de huelga de hambre bajo alimentación parenteral, cuando el protagonista lo decida.
    Si la escritora se documentara al respecto, me imagino que se abstendría de sus palabras y a propósito, las últimas noticias provenientes de Cuba ubican a Fariñas insconciente y en estado crítico.
    Saludos,
    Quinqué.

    Exilio Oblicuo

    Mensaje  Quinqué el Sáb Jun 26, 2010 8:04 pm






    El exilio vertical, término usado habitualmente por el sector más radical de la cada vez más numerosa emigración cubana, tiene repercusiones devastadoras sobre lo único que necesita Cuba para ser libre, la unión de todos los cubanos. Por sus opiniones, controvertida intransigencia e intolerancia con cualquier parte del exilio que no comulgue con sus tradicionales recetas del fracaso, es frecuente que se dificulte su ubicación a los ojos de cualquier explorador de la verdad cubana, en el cenit o el nadir de la vertical. A mi modo de apreciar su consetudinaria desfachatez para tildar de izquierdistas, rojillos o pro castristas a todo aquel que vea la solución del desastre social cubano desde otra perspectiva, los ubico perfectamente en el nadir del horizonte político de una Cuba futura, libre, democrática y soberana como corresponde.
    Esta tendencia a presentarse como los enhiestos defensores de la erección política a priori, los justificaría tan sólo por el tradicional hábito del nativo insular a mostrarse como el falo más voluntarioso del orbe. Pero siendo consecuentes con el decursar de los últimos cincuenta años de feroz tiranía castrista y los resultados obtenidos por el mencionado sector del exilio, no se aleja el analista de la objetividad si les califica de fracasados, aunque para ser prudentes en el uso del castellano más castizo y evitar herir suceptibilidades por la aprensión con que se toma el término looser a más de noventa millas de las costas cubanas, nos ajustaremos a la acepción de expertos en políticas erradas, más propias del grito y la sinrazón que de la objetividad y el pragmatismo.
    Lo demostró por fechas recientes esa parte erecta del exilio y también como para no quedarse atrás, una buena parte de los que aún malviven en esa enorme gayola que es Cuba. Mientras algo más de medio centenar de cubanos con la autoridad moral que indudablemente les asiste, por disentir en las propias fauces de la tiranía, remitieron una epístola al Congreso estadounidense pidiendo el cese de las prohibiciones a turistas norteamericanos para visitar la isla, una gran parte de el exilio les endilgó frases tan llenas de espiritualidad y respeto a las que nos tienen acostumbrados, como traidores, izquierdistas y castristas.
    Lo mismo sucede con cualquier persona que se exprese con reticencia manifiesta a la efectividad del fantasmagótico embargo estadounidense a la tiranía cubana, a quien corresponde una gran parte de responsabilidad por ofrecerle una vieja excusa a la élite cubana a la hora de enfrentar ante cualquier tribuna cinco décadas consecutivas de descalabro económico y social. La crítica será objeto inmediato de la apóstrofa más enconada que le recuerde el ejercicio de la apostasía más vil.
    Por suerte para el pueblo cubano con su respetable disidencia y desgracia del gobierno castrista, este sector radical es por día menos numeroso y protagónico. El descalabro de ese despropósito llamado revolución cubana es evidente, aunque recibamos sorpresas como la propuesta por la Asamblea General de la ONU a sentar a Cuba en la Vicepresidencia de Derechos Humanos de tal organismo. Creíamos curada a tal organización de su consuetudinaria ceguera, recordar Ruanda, Darfur, Kosovo, etc, pero una vez más pone de manifiesto sus fisuras a la hora de ajustarse a los objetivos para los que fue creada el 24 de octubre de 1945.
    Cuba renacerá de sus cenizas, alejada de extremismos y radicalismos, como una nación democrática para todos los cubanos y de ello estoy convencido, soy parte del exilio pero me alejo de la verticalidad irracional y la "acciones combativas" amparadas por la confortable postura que aporta la distancia del enemigo. Quiero la libertad de mi patria, una nueva constitución, pluripartidsmo y democracia pero sobre bases justas y sólidas, mientras tanto soy parte de un exilio al que llamo por tildarle de alguna forma Exilio Oblicuo.

    Quinqué

      Fecha y hora actual: Miér Nov 22, 2017 2:15 am